jueves, 5 de diciembre de 2013

LOS ANGELES LAKERS. TRAS LA TEMPESTAD LLEGA LA CALMA.

Os dejo el último artículo publicado el día pasado 12 de julio en mi Sección "Pase Extra" de www.jordanypippen.com http://jordanypippen.com/index.php/masbasket/pase-extra/item/2045-los-%C3%A1ngeles-lakers-tras-la-tempestad-llega-la-calma . Espero que os guste.
 

En plena vorágine de firmas y confirmaciones de traspasos, el ruido provocado por la marcha de Dwight Howard a los Houston Rockets se va apagando conforme van pasando los días.

El gran pívot voló, dejando huérfana la zona de los glamurosos Lakers, o al menos, eso parece por el momento.

El famoso equipo de Los Angeles, se encontraba en una difícil encrucijada: renovar por muchísimo dinero (demasiado) a alguien, que como dijo hace poco Steve Kerr, es un All-Star, un gran jugador, pero no puede ser considerado como una superestrella, o bien, dejar escapar sin hacer siquiera una oferta al considerado actualmente como mejor pívot de la competición (gracias a la mala cabeza de un tal Andrew Bynum...).

Los Lakers hicieron lo correcto, al menos, de cara a la galería. Ofrecieron el máximo contrato posible al jugador y se pusieron a la espera.

Una espera, con muchísima repercusión mediática, en la que si bien la organización se ha volcado a nivel publicitario para convencer al jugador (hecho incluso reseñado por su compañero Pau Gasol), no parece haber calado en el ánimo de Howard, con el desenlace ya sabido por todos.

En este proceso de cortejo, donde todas las franquicias sacan la artillería pesada para convencer al jugador, ayudándose de viejas glorias, videoconferencias, dádivas y otras menudeces, también los angelinos se ayudaron de su gran capitán. Kobe Bryant a la cabeza, cumplió con su papel de líder intentando convencer al bueno de Dwight para que siguiera en el equipo, aunque no sé si su verdadera intención era esa o la contraria.

La interpretación de sus mensajes, inevitablemente subjetiva, ha acabado creándome una impresión personal formada tras leer algunas de las declaraciones con las que Kobe Bryant “intentaba” convencer a Howard para que siguiera en el equipo. Y es que durante estos días, el escolta y líder de los Lakers ha manifestado su deseo y convicción de seguir compitiendo al máximo nivel al menos los próximos tres años (alejando los fantasmas de la retirada) y se ha ofrecido públicamente a “enseñar” a Dwight Howard a como ser un líder para estos Lakers.

Desde luego, y vuelve a ser una impresión personal desde la lejanía, no sé si ese era el mensaje que Howard quería oir, aunque los rumores acerca de que una de las imposiciones del pívot para renovar era la amnistía de Bryant, van creciendo.

Pero Howard ya es historia en Los Angeles. Y ahora toca planificar la temporada 2013/2014 y las siguientes. Es el momento de que Mitch Kupchak se gane el sueldo... o de que lo deje de ganar definitivamente.

Y es que ahora que Phil Jackson ha vuelto a la organización como “asesor”, su sombra es mas alargada que nunca.

La plantilla que tiene ahora mismo Mike D'Antoni entre manos, no es ni de lejos una de las mejores de la liga, ni tan siquiera de la Conferencia Oeste, y menos con un Kobe Bryant imposibilitado para comenzar la temporada y con las dudas lógicas de su total recuperación.

Pero parecen dispuestos a hacer un EQUIPO en el verdadero sentido de la palabra. Ya que el físico y las lesiones están haciendo que los jugadores integrantes de los Lakers dejen de ser una referencia en la liga individualmente hablando, parece que quieren poner el énfasis en la elaboración de un grupo con buena química (vuelvo a parafrasear una declaración de Kobe) y sentido de juego colectivo.

De ahí las noticias dando por hecho la llegada de Jordan Farmar e incluso de Lamar Odom al equipo, y la nueva adquisición de Chris Kaman, un jugador interesante por tamaño y conocimiento del juego.

También está siendo muy comentada la posible amnistía de Metta World Peace. Quizás no sea el mejor momento para utilizar ese recurso, ya que es parte del núcleo del equipo y uno de los pocos jugadores (por no decir el único ahora mismo) que puede jugar en la posición de alero. Pero con el nuevo convenio mantener en el equipo al que una vez fuera conocido por Ron Artest, conllevaría un desembolso económico muy superior al rendimiento real del jugador en la pista.

Así pues, la temporada venidera se antoja difícil para los Lakers, pero con jugadores como Kobe Bryant, Pau Gasol o Steve Nash, a buen seguro que el orgullo de demostrar al mundo que estaba equivocado, puede hacer que su rendimiento final supere las expectativas creadas... si D'Antoni no lo impide.

Un posición, la del entrenador, mas comprometida aún si cabe, que la de la temporada pasada. Con el recuerdo en la memoria de la mala gestión que realizó con la plantilla anterior, se encuentra sin su principal referente interior, con su estrella impedida, con nuevos jugadores más afines a Kobe y Pau (si finalmente llegan), y con la figura de Phil Jackson planeando por el Staples Center.

Steve Nash, Kobe Bryant, Jordan Farmar, Jodie Meeks, Steve Blake (si no es traspasado), Pau Gasol, Jordan Hill, Chris Kaman... parecen buenos jugadores a los que sumar alguna pieza más, para conseguir el objetivo mínimo de esta nueva temporada: competir y sentar las bases del futuro.

Un futuro, que pasa por renovar a Kobe Bryant y Pau Gasol (no será difícil hacerlo por bastante menos dinero del que cobrarán esta temporada) y conseguir uno de los grandes agentes libres del verano que viene, entre los que están LeBron James o Carmelo Anthony como grandes atractivos.

Debido a que sólo Steve Nash llegará con contrato a la temporada siguiente, contarán además del margen suficiente para completar el equipo con varios jugadores de nivel medio que aporten esas piernas jóvenes que tanto han necesitado últimamente.

No tengo ninguna duda de que Kobe Bryant será capaz de volver a un muy alto nivel (aunque sólo sea por su orgullo). Como tampoco tengo ninguna duda, de que un jugador como Pau Gasol, motivado y sintiéndose valorado, puede ser el mejor tercer hombre dentro de un equipo campeón, aportando su IQ y su conocimiento del juego. Y tras Kobe y Pau, faltaría la incorporación de una estrella preferiblemente para la posición de alero: LeBron, Carmelo… veremos lo que nos depara la temporada 2014/2015.

De momento, Phil Jackson observa. Y tiene todo un año para descansar... y prepararse.


PASE EXTRA: Me permito el lujo de citar a Aleksandr S. Pushkin (La Hija del Capitán) para ilustrar a éstos Lakers. Con perdón.

Más vale quedarse aquí y esperar, a lo mejor se calma la tormenta y se despeja el cielo, y entonces podremos encontrar el camino por las estrellas.”.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada